Calentadores de pintura - Pulverización en caliente

Principio de funcionamiento

Un calentador de pintura, brinda grandes ventajas en su aplicación, ya que baja la viscosidad sin necesidad de agregado de diluyente. Calentando la pintura entre 60ºC a 80ºC, se obtiene el mismo resultado que diluyéndola.

Efecto en el abanico

La pintura caliente que llega a la pistola a través de una manguera o tubería, se enfría durante la pulverización y más aún al depositarse en la pieza.
Con esto se logra una aplicación de pintura menos fluida ya que los solventes calentados se evaporan con mayor facilidad durante el recorrido entre la pistola y la pieza.

Calentador de pintura
Calentador de pintura.

Características

  • De fácil instalación; se ubica a la salida de la bomba.
  • Aplicable a los sistemas: Aerográficos por Presión, Airmix y Airless.
  • A su vez se puede utilizar en sistemas de pintado con o sin circulación.
  • Regulación de la temperatura por termostato.
  • Calentamiento por resistencia eléctrica a 220V o 110V.
  • Antiexplosivos según directiva ATEX*, utilizables en Zona 1 (Peligro potencial – Cabina de pintura – Lugar de preparación), Zona 2 (Peligro mínimo) y Zona G (Gas y vapor). Poseen certificación de INERIS.

Ventajas del calentamiento previo

  • Calidad sostenida en el tiempo – No varía con los cambios de temperatura ambiental
  • Menor consumo de diluyente
  • Menor riesgo de chorreado
  • Mejor terminación – Más uniforme
  • Menor porosidad del acabado
  • Menor contaminación ya que se utiliza menos diluyente
  • Mejora las condiciones de trabajo – Mejora la salubridad
  • Preparación más rápida
  • Menor pérdida de pintura
  • Aplicación más fácil. Es común utilizar el sistema cuando el pintor no posee experiencia de aplicación.

* Directiva ATEX (ATmosfera EXplosiva) Directiva ATEX 94/9/CE: Desde el año 2003, los equipos comercializados para trabajar en atmósferas explosivas o potencialmente peligrosas deben cumplir con esta directiva. Los equipos Kremlin Rexson – Sames, están diseñados para asegurar un alto grado de protección, cumpliendo y superando las exigencias de la norma. Por tal motivo pertenecen al grupo II, categoría 2G; lo que les permite ser utilizados sin restricciones en la Zona 1 y 2. La Zona 1 se describe como peligro potencial e incluye cabinas de pintar y locales de preparación. La Zona 2 se describe como peligro mínimo.